Bienvenidos al Frente Negro

sábado, 9 de enero de 2010

Acerca del Cristianismo

.
.
Por Alain de Benoist

Al establecerse en Europa, en una cultura que, cuando apareció, ya tenía tras de sí dos o tres mil de años de existencia, el cristianismo contribuyó enérgicamente a su transformación. Aportaba en efecto "novedades" inauditas. En primer lugar la idea una humanidad universal, compuesta de individuos iguales esencialmente en tanto que dotados con un alma en igual relación con Dios. Luego la distinción, heredada de los Hebreos, entre un ser no creado, necesario y perfecto, y un ser creado, contingente e imperfecto. Colocados como abismalmente distintos, el mundo y Dios debían por lo tanto pensarse separadamente.


El mundo perdía al mismo tiempo su autosuficiencia y su calidad de ser: no sólo ya no era el lugar de lo divino sino que, siendo imperfecto, podía legítimamente garantizar la esperanza de su mejoramiento. Desacralizado, lo existente tal como es, el todo se encontraba sometido a un deber-ser. Se añadía el concepto de una salvación, que se mantenía sobre todo como especie de compensación: confortar el individuo de su pertenencia a este mundo imperfecto. Se añadía aún una concepción de la historia como creación terminada, es decir, como sistema irreversiblemente orientado hacia el futuro. Y finalmente la idea de pecado, combinada a la de una corrupción original, hereditaria. Estas nuevas ideas contribuyeron a hacer de Europa lo que pasó a ser progresivamente: un mundo ajeno a si mismo.

El cristianismo también aportó una intolerancia de una clase nunca vista. Esta intolerancia, ligada a los nuevos conceptos de dogma, herejía y conversión, le han caracterizado desde sus principios. Toda la primera literatura cristiana no es más que un largo grito de odio, de apelaciones a la prohibición, a la destrucción, al saqueo. Más tarde, en todas partes donde tuvo el poder, la Iglesia persiguió. Estas persecuciones, asociadas a las cruzadas, a las conversiones forzadas, a la lucha contra los herejes, los indígenas, los paganos o los judíos hicieron víctimas a decenas de millones. Con la Inquisición, la exigencia de conformidad se extendió hasta el ámbito privado, creando el modelo de todas las futuras "policías del pensamiento".

La modernidad vio la transferencia sistemática de todos los grandes conceptos teológicos a la teoría del Estado. El modelo de la "monarquía de Dios", transpuesto en el sistema papal, inspiró todas las formas del absolutismo político. El universalismo moderno, que extiende por todas partes el reino de lo Mismo (igualitarismo), también es mérito del cristianismo.El universalismo cristiano personifica un elemento de estandarización igualitaria contra un universo concebido en términos de pluralidad: "Quien destruye los cultos nacionales destruye también las particularidades nacionales y ataca al mismo tiempo el Imperium romanum que respeta a los cultos y particularidades nacionales" (Celso).

El mundo moderno nació de un movimiento dialéctico. Por una parte, se emancipó de la religión, que envió al ámbito privado como mera opinión individual, atrayéndose así, inicialmente, la hostilidad de la Iglesia. Del otro, se construyo a si mismo por medio de un proceso de secularización de ideas cristianas reflejadas forma profana, es decir, sobre una interpretación "mundana" de los valores inscritos en la fe cristiana y en su concepción del tiempo. El cristianismo significo históricamente una prepararación para la llegada de la modernidad, por lo tanto termina con ella su papel estrictamente religioso. Esto es lo que explica el carácter paradójico de la situación actual del cristianismo: al mismo tiempo que decae como creencia, triunfa como ideología. El mundo contemporáneo apenas cree ya en Dios, pero sigue más que nunca pensando en categorías cristianas. Se puede por lo tanto de hablar de una "monoteización" de lo social. El cristianismo puede denunciar el indiferentísimo o el materialismo del que ha sido víctima hoy, pero nunca reconocerá que el mismo lo ha generado. Finalmente, la modernidad no es más que la última de las enfermedades cristianas.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente artículo. Pero además de bien escrito, resulta que es VERDAD.

el coyco dijo...

Este articulo tiene un error de raiz: donde dice "cristianismo" debe decir "catolicismo". Esta no es una diferencia menor. Y quien no entienda esto cae en en un simplismo que roza la ignorancia, ya que la riqueza de algunos movimientos cristianos no puede ser mas que admirada, a diferencia del planteo y los antecedentes del catolicismo, que ha demostrado a veces que se ha olvidado de las propias enseñanzas de Cristo.
Slds

el Patriarca rojo dijo...

El autor Alain de Benoist está más centrado en su crítica, que la que el coyco le hace a su vez.
Ya que el numen del texto es el elemento único y propio que insertó el cristianismo a la tradición europea anterior (de cultos politeístas). Y desde el nacimiento de Cristo hasta el año 1500 (y 1800 en algunas zonas) el ÚNICO cristianismo real en Europa occidental -que es la cultura que ha sido atacada por la "enfermedad cristiana- es el catolicismo.
Los detalles de división Creador-Criatura, la degradación del mundo (como algo material), el Pecado como pasado original (negativo), el futuro como tiempo lineal de salvación (positivo) -en vez del tiempo cíclico tradicional, la intolerancia hacia los "paganos", son elementos que TODOS los cristianos tienen. TODOS.
Y más aún los que se tildan de "cristianos" bajo la presunción de que son más originales al mensaje de Cristo que la Iglesia histórica que le sucedió. En ese caso, además son intolerantes contra los otros cristianos a los que ven también como malvados. Así como la Iglesia Católica ve como malvado = Paganos. Los protestantes además ven malvado = paganos = Iglesia (que no es realmente cristiana para ellos, y es entonces pagana, y entonces malvada).
Cabe preguntar Coyco cuáles son las hermosas minorías cristianas, esos movimientos que tanto bueno dan a la humanidad a diferencia del "malvado catolicismo"? Los mormones (viejos colaboradores de la CIA e interesados en el dinero tanto como el Opus Dei)?, los testigos de Jehova anclados en la historia y que prefieren ver morir a un hijo a hacer tratamientos médicos? los evangelistas? y qué evangelistas (que es un mote genérico)? los brasileños que venden agua bendita, piedras mágicas y cobran el diezmo duramente? los anabaptistas yankees o los anglicanos ingleses que sirven a la corona británica, y nacen del deseo de un rey de divorciarse para tener otra esposa (gran motivo teológico eh!), los "nuevo nacidos" o bautistas del sur americanos (Iglesia con la que mr. Bush volvió a ser un buen cristiano)? los calvinistas que creen que un millonario es alguien a quien Dios lo ama, y un mendigo alguien a quien Dios lo castiga por algo? Sea directo y nombre las sectas, iglesias y pastores que se dicen los "verdaderos cristianos" y todo lo bueno que tienen. Y niegue la base del autor: Creador-criatura, pecado, salvación-evolución, intolerancia, universalismo del mensaje (llamado "evangelizar" entre los cristianos). Todas lo tienen. Y su SECULARIZACIÓN es el mundo moderno. Cuya Iglesia dejó de ser "comunitaria" (católica) para ser una relación privada y de tinte no teológico sino moral (o sea protestante, donde el sacerdote da lecciones del bien y el mal, y actua como un presentador; y el rito queda a un lado y como algo personal). La Iglesia Católica entre todos sus defectos, tiene la virtud de reconocer que también tiene errores, cosa que otras iglesias cristianas aún niegan (con la vieja y prepotente intolerancia cristiana de creer que "se las saben todas" y que ellos "son los buenos" y santos, y el resto los malvados).
El artículo es excelente, es verdad. Y lo que sean las enseñanzas de Cristo es algo por lo que han sido asesinados incontables hombres, y muertas incontables culturas y religiones. Hasta hoy que el cristianismo termina su trabajo y se asesina él mismo, y se seculariza como materialismo y paraíso terrenal (para unos pocos "santos" millonarios).
No hay que pegarle al mensajero porque no nos gusta el mensaje. C´est la vie!

el coyco dijo...

Puedo entender su apreciacion porque simplemente no conoce el cristianismo y solo ve politica eclasiastica (en la forma de catolisismo, protestantismo o la iglesia que quiera). Como explicar el sabor del dulce de leche si no lo probo nunca? ni sabe siquiera lo que es el dulce?
Sugiero que investigue el gnosticismo cristiano antiguo. Ese que no se organiza en "instituciones", ese que no tiene grandes catedrales, que no "adoctrina". Ese que esta en gente que para los grandes ojos de analistas politicos macro que muchos creen que tienen, pasan simplemente inadvertidos...

el Patriarca rojo dijo...

Coyco, veo que va bien encaminado. Su primer respuesta parecia la que dan los evangelistas (al diferenciarse como "cristianos" de los católicos).
Hubo "gnosticismo". Pero le debo aclarar que el mismo es de orígen PAGANO. Y de éste surgió un SINCRETISMO con los distintos cultos territoriales; así es que hubo un gnosticismo judaico (asociado a la Qabalah), uno católico; y por supuesto el gnosticismo a secas (pagano, asociado a las escuelas de filosofía, neopitagóricas, neoplatónuicas, estoicas; y de los misterios, mitraicos, eleusinos, isíacos).
Por lo tanto justamente el "buen cristianismo", que usted cree el VERDADERO, es el que resulta de una vertiente cultural AJENA al cristianismo mismo, y producto de la cultura griega, latina y mediterránea (helenística y egipcia) que eran POLITEISTAS o "paganas".
El padre del gnosticismo cristiano, Orígenes, fue precisamente discípulo de Amonio Sacas, un sabio pagano, maestro también de Plotino (el más grande neoplatonista pagano). Y era un filósofo que además de tratar con el "logos", pensar y teorizar, llevaba una vida activa como estibador de bolsas en el puerto (de allí su apodo, venido de las sacas que cargaba de los barcos).
Su verdadero cristianismo es lamentablemente un sincretismo más cercano a una escuela de filosofía pagana (el neoplatonismo) que al mensaje de la Biblia judaica. Como tal fue tratado a la largo de la historia por las distintas Iglesias cristianas, que lo tildaran como pagano y herejía. Por lo cual jamás fue considerado ni dogma, ni parte de la revelación ni parte de las enseñanzas cristianas -sino mero desvíos filosóficos o místicos de algunos pensadores.
Pretender que el gnosticismo es el verdadero cristianismo (que critica Alain de Benoist) es como pretender que el "Evangelio de Caín" o el "Evangelio de Tomás", y otros apócrifos donde se habla de un Cristo que mataba dragones, caminaba sobre las aguas, o que se identificaba con la serpiente Seth del desierto, representan la "verdadera Biblia" cristiana.
Hay que aclararlo bien: el cristianismo es un hecho cultural. Lo que se llama Cristianismo el hecho cultural VISIBLE e HISTÓRICO; y no las creencias de un par de adeptos iniciados o de un erudito buscador de libros raros. El cristiano medio (de hoy y de hace mil años) no identificaría en absoluto al cristianismo con ese sincretismo gnóstico/apókrifo que fue una mera rareza que bordeaba el límite con lo no pagano.

el coyco dijo...

Bueno, en primer lugar el termino "pagano", es propio del catolicismo, por lo que aplicarlo es de alguna manera entrar en el esquema de pensamiento catolico. Y de hecho, la forma en que lo plantea lo confirma: "una mera rareza que bordea el limite con lo no pagano"...
Paganos, en el sentido catolico son todos los creyentes que no se apegan a la doctrina catolica; y la verdad que para los cristianos no catolicos, tal termino nos resulta irrelevante.
Por otra parte, es un error pensar al gnosticismo como una vertiente cultural ajena, por el contrario el gnosticismo cristiano convivió con el pensamiento ortodoxo catolico en las epocas primitvas de la iglesia (cabe añadir que esa ortodoxia aun estaba en formacion y una vez formada, ya no pudo convivr mas).
Cuando la corriente mas materialista del catolicismo resulto ser la aceptada por la mayoria de la iglesia de entonces (decimos siglo IV aprox), el pensamiento gnostico ya no tuvo lugar alli. Y fue perseguido por la Iglesia Catolica. Para no aburrir con discusiones historias y citas, me permito recordar el "adversus herejes" de San Ireneo, o repasar el Concilio de Nicea sin mencionar a todos los que fueron muertos en el camino...
No se de que fuente saca que Origenes es el padre del gnosticismo cristiano, creo aventurada tal afirmacion. Quizas la menciona para reforzar esto del "paganismo". Me permito sugerir una linea distinta. Tal vez el mas grande exponente del gnostisismo sea Valentin, quien fue parte de ese momento historico en el que el catolicismo tomaba forma. Digo exponente, porque seria ligero decir que alguien solo creo el gnosticismo. Como dije fue parte de la Iglesia primitiva y luego paso a lugares menos publicos, pero siempre estuvo, desde el comienzo.
Por eso, no estoy de acuerdo con el ligero termino de de "sincretismo" que le señala al gnosticismo, ya que en ese caso, todas las religiones lo serian: judacismo con la religion egipcia y babilonica, catolicismo con judaismo, religion egipcia y mitraica, budismo incluso con diferentes vertientes hindues y zoroastrismo.
En todas puede darse ese "sincretismo". Explicar el porque ya requeriria un libro.
Tampoco resulta relevante que contenga elementos platonicos (como no tenerlos?) Cabe tener en cuenta que muchas de las ideas de Platon, no las inventó Platon.
Asi tambien, la doctrina catolica se apoya y alimenta de ideas aristotélicas (basta ver Sto. Tomas)y ello no implica menoscabo y heregia alguna.
La cuestion es que, para no entrar en disquisiciones interminables, uno puede ser catolico o no, cristiano o no, gnostico o no, pero no puede cometer el error, tan catolico sin duda, de una vision de lo "otro" despectiva, sencillamente porque ese otro no le es conocido. Tampoco podemos juzgar un mensaje por la obra de quien dice detentarlo, no le parece?
Tantas buenas ideas y movimientos han sido manchados y bastardeados presisamente por quienes se ufanaron de portar sus estandartes...
La mejor manera de entender el cristianismo es y le sugiero que al menos lo intente pensar, no viendo la obra de quienes dicen ser su representante, sino aprehendiendo (notese la h) su mensaje y viviendolo dia a dia.
Bueno, espero que mi aporte haya servido.
Gracias