Bienvenidos al Frente Negro

lunes, 3 de enero de 2011

La lucha por la liberación nacional forma parte de la lucha por el socialismo

.


Por Pablo Rivera
.
¿Patria o colonia? En los países capitalistas avanzados, fuertes e independientes la gente seguramente no se hace esta pregunta: ¿Patria o Colonia ? Tal vez algunos se pregunten lo siguiente: ¿socialismo o capitalismo? Aunque no creo que muchos lo hagan porque gozan de un alto nivel de vida y el capitalismo de los países centrales explota a la mano de obra en varios países del mundo lo cual le ahorra correr el riesgo de explotar demasiado a su propia clase trabajadora. Pero en una semicolonia como es Argentina y America Latina en general, la pregunta ¿Patria o Colonia? es imprescindible. Porque los pueblos latinoamericanos y los demás pueblos de los países periféricos no sólo sufren de opresión económica sino también de opresión nacional por parte del imperialismo.


Por eso las revoluciones nacionales en dichos países adquieren un carácter de revoluciones por la liberación nacional pues no se puede de ningún modo resolver la cuestión social sin resolver la otra. Pero el interés por la liberación nacional no lo tiene solamente el proletariado sino también otras clases sociales: campesinado, burguesía industrial con intereses nacionales (cuando la hay), etc.

Esto explica que históricamente hemos visto a grandes movimientos de liberación nacional a veces dirigidos por la burguesía: Perón en la Argentina, Nasser en Egipto, Gandhi en la India etc.. Y otras veces dirigidos por el proletariado: Lenin en Rusia, Mao en China, etc… Quién dirige estos movimientos lo decide la historia y depende de las fuerzas en juego.

Pero más allá de las peculiaridades de cada dirigencia se trata de procesos históricos similares en cuanto tienen el común objetivo de liberación nacional. Sin embargo hace falta aclarar que la lucha por el socialismo aunque tiene que pasar por la etapa de la liberación nacional no se puede detener en esta pues es en si una lucha internacional. 

¿Socialismo o capitalismo? Sabiendo que la pregunta anterior -Patria o Colonia- es imprescindible, alzar la pregunta socialismo o capitalismo en una semicolonia como es Argentina es sobretodo preguntar qué clases sociales llevarán a cabo la tarea de la revolución nacional que forma parte de un proceso más amplio que es la revolución nacional latinoamericana.

Para que una clase social pueda llevar a cabo una tarea histórica esta clase tiene que tener peso social y político. Debido a la aplicación de las recetas neoliberales nuestro país ha sufrido un industrialicidio, lo cual ha hecho disminuir considerablemente el peso social de la clase trabajadora y su potencial revolucionario. Tampoco por las mismas razones existe una burguesía industrial que tenga suficiente peso social como para impulsar un cambio.

Sin embargo existe la posibilidad de formar un amplio frente patriótico en el cual todos los sectores de la sociedad que tengan interés en llevar a cabo la revolución nacional participen. 

¿Quién dirigirá este frente lo decidirá la lucha, pero el proceso histórico es el mismo? Por lo tanto, si una revolución nacional llega a estar encabezada por dirigentes de la burguesía esto no significa que los trabajadores no tengan que participar en ella. Significa simplemente que lo tienen que hacer desde una plataforma independiente.

No hay que caer en la trampa tendida por los socialistas truchos al servicio del imperialismo que buscan provocar un choque frontal entre los socialistas y demás sectores de la sociedad y así hacer abortar las revoluciones nacionales.

Además si debido a la crisis general del sistema capitalista dicha burguesía llega a desaparecer entonces la clase obrera políticamente organizada en forma independiente podrá garantizar la continuidad del proceso revolucionario como una ola que viene detrás de otra. Teniendo en cuenta estos factores los socialistas tenemos que apoyar las revoluciones nacionales y participar en ellas de la manera indicada para hacer que esas revoluciones sean también nuestras revoluciones.

Por eso: ¡viva la Revolución Nacional Latinoamericana y viva el Socialismo!

No hay comentarios: