Bienvenidos al Frente Negro

viernes, 22 de abril de 2011

La Historia del Marino que se hizo Guerrillero

 .
.
Aníbal Acosta fue suboficial de la Infantería de Marina de la Armada Argentina a principios de los '70. Hasta que en 1972 organizó una sublevación para que sus compañeros avanzaran el 17 de noviembre hacia Ezeiza junto a la JP y Montoneros en apoyo a Juan Domingo Perón. Según su idea, las Fuerzas Armadas debían ser un medio para mejorar la sociedad y no un instrumento de represión. Por ese levantamiento fue sometido a consejo de guerra, apresado, dado de baja y perseguido por rebelarse. Fue en 1973 que lo pasaron a disponibilidad y se incorporó a la organización Montoneros, donde instruyó a varios compañeros a combatir, con los conocimientos que había adquirido durante su formación en las Fuerzas Armadas. Luego de distintas instancias judiciales para ser reincorporado a las FF. AA., recién en 2005 recibió el reconocimiento del Estado, que permitió su regreso como Teniente de Fragata. En la actualidad es licenciado en sociología y enseña economía en la Universidad de Buenos Aires.

jueves, 7 de abril de 2011

Yamato Damashii *

.
.
Ante la encrucijada de sacrificar la vida de decenas de hombres o dejar completamente fuera de control la central de Fukushima, el Gobierno japonés no ha dudado hasta ahora: "El abandono es imposible". Cuando hace dos días la empresa Tepco decidió sacar indefinidamente a los últimos operarios de la planta, temiendo que sufrieran dosis letales de radiactividad, un directivo consultó con el primer ministro, Naoto Kan. El líder japonés se negó alegando que los empleados deben asumir la posibilidad de perder la vida en su intento de salvar al país de un desastre nuclear.


martes, 5 de abril de 2011

Malvinas, de la derecha oligárquica al progresismo blackberry

.
Por Marcelo Gullo
.
Tanto para la derecha bostera (hoy sojera) como para la izquierda caviar “los caídos en Malvinas son muertos de la dictadura”.Para la “Argentina profunda”, muy por el contrario, la guerra de Malvinas fue una guerra antiimperialista, una batalla más de la guerra del pueblo argentino contra su enemigo histórico: el imperio inglés. Para el pueblo humilde de la Argentina los ex combatientes, los que dejaron su sangre en Malvinas y los que pudieron volver, no son víctimas sino héroes de una gesta heroica.
.